domingo, 16 de febrero de 2014

Tarta malteses con amor.



Cuando eres feliz, se nota.



Cuando estás a gusto con alguien, se nota.

Cuando encuentras a la persona que se complementa contigo, que te entiende, te quiere, te apoya y, sobretodo, te respeta, se nota.


Miguel es esa persona. De las más importantes para mi. ¡Y se me nota!

Mi amor, mi vida, mi media mitad, mi amigo, mi confidente, mi compañero de fatigas y alegrías, la mejor persona que se puede tener al lado.


Como siempre te digo cari, TÚ eres lo mejor de mi. Y sabes cuanto te quiero.¡Qué suerte tenerte y compartir mi vida contigo!

¡FELICIDADES AMOR!! ¡Pooooor fin ha llegado el día de tu cumpleaños!


Y digo por fin porque, desde septiembre que es mi cumpleaños y hasta febrero que es el suyo, tengo que aguantar una retaila de improperios salidos de esa boquita que Dios y su santa madre le dieron, repitiéndome, una y otra vez, ¡que es dos años más joven que yo!! ¡Y es mentira, señoras y señores!!! Nos llevamos exactamente 1 año, 5 meses y 8 días. ¡He dicho!


Y como la ocasión lo merecía, he hecho esta minitarta de malteses. ¡Ale!, ¡qué no se diga!

Para un molde de 10 cm.

Para el bizcocho:

- 70 g de chocolate negro.
- 90 ml de leche.
- 1 huevo.
- 140 g de azúcar moreno.
- 50 g de mantequilla, a temperatura ambiente.
- 90 g de harina.
- 1/2 cucharadita de levadura en polvo.
- 1/2 cucharadita de cacao en polvo.

Precalentamos el horno a 160º. Preparamos y engrasamos los moldes.

Ponemos el chocolate, la leche y la mitad del azúcar en un cazo. Llevamos a ebullición, removiendo con las varillas manuales. Reservamos.

Por otro lado, ponemos la mantequilla y el resto del azúcar en un bol. Batimos hasta que blanquee y se vea esponjosa.

En otro bol, batimos el huevo y los vamos añadiendo, poco a poco, a la mezcla de mantequilla.

Tamizamos la harina, junto con la levadura, el bicarbonato, la sal y el cacao en polvo; y se lo añadimos en dos veces a la preparación de mantequilla.

Vertemos lentamente la mezcla de chocolate mientras batimos.

Echamos de inmediato la mezcla en los moldes y horneamos 30-40 minutos o hasta que pinchemos y el palillo salga limpio.

Para el ganache de chocolate:

- 150 g de chocolate negro.
- 150 ml de nata con más del 35% de materia grasa.

Ponemos a calentar la nata hasta que hierva. En un bol troceamos el chocolate y vertemos la nata caliente por encima. Removemos bien hasta que se disuelva por completo el chocolate. Reservamos en la nevera al menos 12 horas. Sacar media hora antes de utilizarlo.

¡Y a montar la tarta!

Cortamos y nivelamos los bizcochos. Rellenamos con el ganache de chocolate y ¡cubrimos toooooooda la tarta con malteses! ¡Ole, ole y ooooooooooooole!!!



¡Felicidades Miguelón!! 

Los niños, como siempre, haciendo de las suyas... ¡Ya les llegará la hora, ya!

Besazos a mogollón.


Eva.

2 comentarios:

Me gustaría mucho que dejaraís vuestra opinión! Besitos Eva.